Comparativa entre el iPhone 12 Pro y el iPhone 11 Pro: ¿Vale la pena cambiar?

Al final se cumplieron los pronósticos. O, mejor dicho, acertaron las filtraciones, normalmente deliberadas y controladas por las marcas de tecnología. Hacer ruido en semanas previas ayuda a calentar el ambiente. Pero conlleva un problema: la falta de emoción. Apple, sin embargo, ha querido atacar hacia otro frente que todavía no había considerado hasta ahora: la compatibilidad con las redes 5G.

Diseño

Pero esta no es su principal novedad. La gran diferencia del iPhone 12 Pro, y en general toda la nueva familia, en comparación con sus antecesores, los iPhone 11 Pro lanzados el pasado año, es su diseño. La empresa estadounidense ha modificado los laterales curvados que le han caracterizado a las últimas generaciones por una estética más sobria y abrupta.

Tras más de cinco años sin cambiar su aspecto exterior, ahora los nuevos terminales destacan por ser bordes rectos. Está inspirado en los iPad Pro, con lo que cierra el círculo como anteriores ocasiones. Esta iniciativa permitirá que los consumidores se encuentren con un producto totalmente distinto a primera vista, con lo que muchos usuarios quizás les llame la atención. Por el contrario, recordará a los antiguos iPhone 4, lanzados en 2010.

Pantalla

Otra de las novedades de los nuevos iPhone 12 en su conjunto es que comparten la misma tecnología de pantalla, OLED. Hasta el año pasado, solamente las versiones que se apellidaban «Pro» eran los miembros que se podían beneficiar de este tipo de paneles que prometen una reproducción de colores intensos y negros profundos. Ahora, todos los modelos, desde el iPhone 12 mini hasta el de mayor tamaño, el iPhone 12 Pro Max, lucirán la misma calidad de imagen.

Por tamaños, una gran (o, mejor dicho, pequeña) novedad, el iPhone 12 mini. Se trata de un terminal de 5.4 pulgadas. Es algo que no se encontraba en el catálogo de los iPhone 11 del pasado año. Ahora habrá más opciones. El resto compartirán las mismas dimensiones; el iPhone 12 (5.8 pulgadas), iPhone 12 Pro (6.1 pulgadas) y el iPhone 12 Pro Max (6.7 pulgadas). Esta última será la pantalla más grande que ha montado un iPhone en su historia, dado que el iPhone 11 Pro Max alcanzaba una diagonal de 6.5 pulgadas.

Además, la pantalla Super Retina XDR, que anteriormente se destinó en exclusiva a los modelos iPhone 11 Pro, está disponible en todos los modelos por primera vez como otro reclamo para los consumidores.

Rendimiento

En cada generación se suele decir que «es mejor que el del año pasado». Un eufemismo comprensible porque se espera que los equipos se actualicen con componentes más modernos. Y así ha continuado en el caso de los nuevos iPhone 12. En su interior se encuentra un potente chip A14 Bionic, que supone un 20% más de potencia que el pasado A13 Bionic que se encontraba en los iPhone 11.

Los nuevos dispositivos se podrán beneficiar de un mayor rendimiento, aunque sus antecesores siguen siendo auténticas bestias, con lo que es posible que los usuarios, a falta de un análisis en profundidad, apenas noten el cambio si vienen de una generación anterior. En caso de ser propietarios de un modelo más antiguo lo más seguro es que aprecien un comportamiento más fluido y mayor velocidad.

Cámara

Con la integración de los sensores Lidar, los usuarios ganarán un terminal que se luce en los servicios de realidad aumentada. Una tecnología cada vez más importante para la empresa estadounidense. La experiencia será distinta en comparación con los iPhone 11 Pro, aunque los nuevos modelos seguirán contando con una triple cámara (salvo el iPhone 12 mini que será doble). Todos ellos con sensores de 12 megapíxeles y distintas lentes (principal, telefoto y ultra gran angular).

Otras características

Una de las principales novedades es el sistema MagSafe incorporado en los nuevos iPhone 12 y que permite conectar el cargador por medio de un sistema magnético. Es una ingeniosa manera de recargar los equipos y que se popularizó en los antiguos ordenadores MacBook.