Biden sanciona a la Policía Revolucionaria castrista

Joe Biden sigue presionando a la dictadura cubana en plena ola represiva contra los manifestantes que protestan a favor de la democracia. Ayer el departamento del Tesoro dictó otra ronda de sanciones contra el castrismo, la segunda de este mes. El propio presidente ha dicho que «habrá más sanciones a no ser que haya cambios drásticos en la isla», algo que dijo que no cree que vaya a suceder. También dijo que trabaja en un plan para llevar internet a la isla en el caso de que lo corte la dictadura para impedir que se organicen las manifestaciones.

El presidente se reunió con líderes del exilio cubano y con los dos demócratas que presiden las comisiones de Exteriores del Senado, Robert Menéndez, y la Cámara de Representantes, Gregory Meeks. Minutos antes, la Casa Blanca impuso sanciones a la Policía Nacional Revolucionaria de Cuba y a dos de sus líderes: su director, Óscar Callejas Valcarce, y su subdirector, Eddy Sierra Arias, por el papel que han desempeñado en la represión de las protestas antigubernamentales que han comenzado el 11 de julio. Estas sanciones se aplican dentro del marco de la llamada Ley Magnitsky, aprobada por el Capitolio en 2012 en respuesta a la represión en Rusia.