Venta informal poco a poco retorna a la normalidad

Las calles de la capital han ido recobrando la nor­malidad de forma paulatina en cuanto al comercio infor­mal, después de más de un mes de la cuarentena de­cretada por el gobierno pa­ra evitar la propagación del coronavirus, que hasta ayer había dejado 316 muertes y 7,288 infectados.

Decenas de vendedores ambulantes se apostaron en distintos puntos de la ciu­dad, pero dos denunciaron que agentes de la Policía Nacional no les quieren per­mitir que vendan sus mer­cancías en las calles, que es el medio para llevar el sus­tento a sus hijos durante la cuarentena por el Covid-19.

El señor Pedro Vicente, quien vende cargadores de celulares en la intersección de las avenidas Máximo Gómez y 27 de Febrero, di­jo que lleva más de 30 años desarrollando esa labor pa­ra mantener a sus 4 hijos, pero que ahora los agentes del destacamento del En­sanche Naco no lo dejan trabajar, pese a que se pone su mascarilla. “A nosotros no nos dan ningún incenti­vo y de esto es que vivimos y pagamos la casa”, expresó a Listín Diario.

Vicente, quien vive en el barrio La Ciénaga, manifes­tó que sale a las calles du­rante el estado de emergen­cia por el coronavirus, para ver si consigue “alguito” pa­ra comer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here