Una explosión en una planta de misiles se suma a la cadena de misteriosos sucesos en Irán

Una nueva explosión en el oeste de Teherán se suma a la cadena de incidentes que se suceden desde hace semanas en Irán, una serie de casos de origen misterioso que han despertado suspicacias en la República Islámica, después de que el pasado lunes la planta nuclear de Natanz fuera dañada. Según fuentes consultadas por el diario estadounidense The New York Times, la inteligencia israelí estuvo detrás del sabotaje de esas instalaciones.

La explosión de este viernes, que se ha producido en una planta de misiles, ha sido muy potente y tenido lugar al amanecer, informa el diario británico The Telegraph.