Un republicano de 24 años, la respuesta conservadora a Ocasio-Cortez

Madison Cawthorn dio una de las sorpresas de la noche de primarias de este martes. Este joven de 24 años, candidato republicano a la Cámara de Representantes, se impuso a Lynda Bennet en la contienda por la nominación del partido para uno de los escaños de Carolina del Norte. Su victoria ha sido celebrada por muchos medios de EE.UU. como una derrota para Donald Trump: el presidente de EE.UU. había dado su respaldo a Bennet y es la primera vez que el candidato de su elección no gana una primaria.

Trump ostenta un control férreo del partido republicano y había alardeado de que su apoyo a candidatos se materializara de forma inexorable en victoria. El caso de Bennet y Cawthorn es especial. Ambos luchaban por mantener el escaño que dejó Mark Meadows, el actual jefe de Gabinete de Trump (el cuarto desde su llegada a la Casa Blanca). Meadows apoyó a Bennett, que es amiga de su mujer, y Trump le siguió en la apuesta: tuiteó en su favor y la candidata lo utilizó en su propaganda electoral. El presidente se llevó otro disgusto electoral con Thomas Massie, un diputado de Kentucky del que dijo que había que echarlo del partido y que ganó sus primarias con solvencia.

Aunque no fuera el candidato de su jefe de Gabinete, Cawthorn es un seguidor acérrimo de Trump y puede convertirse en el nuevo rostro juvenil del partido republicano, en un momento en el que Trump necesita apoyos de todos lados, y no le sobran entre los jóvenes. Cumplirá 25 años –la edad mínima para ser miembro de la Cámara de Representantes– poco antes de las elecciones. Su distrito es de fuerte implantación republicana, por lo que es casi seguro que ganará el escaño en las elecciones de noviembre. Se convertirá así en el legislador más joven de la cámara baja, por encima de Alexandria Ocasio-Cortez (30 años), la estrella del ala izquierdista del partido demócrata desde su irrupción en política en 2018.

De hecho, el partido busca promocionar a Cawthorn como la respuesta conservadora a Ocasio-Cortez. La nueva estrella republicana va en silla de ruedas por un accidente de coche cuando tenía 18 años y quiere ser «la cara del partido republicano en los asuntos sanitarios». Los votantes, dijo tras su victoria, «están listos para una nueva generación de líderes en Washington». «Habéis transformado nuestro mensaje de esperanza, oportunidad y libertad en un movimiento», añadió Cawthorn, que se define como un «conservador constitucionalista».

La propia Ocasio-Cortez también se impuso con facilidad en las primarias de su distrito en Nueva York, como estaba previsto, y un candidato al Congreso que ella ha apadrinado, el izquierdista Jamaal Bowman, iba ayer con ventaja sobre el veterano legislador Elliott Engel. Los resultados, por la tardanza en el recuento de votos, tardarán días en confirmarse.