Mascarilla la prenda obligada de estos tiempos.

El uso de la mascarilla para prevenir el contagio del Covid-19 es­tá en discusión. La Organi­zación Mundial de la Salud (OMS) mantiene que su utilización debe limitarse a evitar la transmisión, no la infección. Mientras, las au­toridades de Estados Unidos estudian la posibilidad de que esa indicación cambie.

Y, en lo que a nivel de potencia se baraja qué es lo que conviene o no con el uso de la mascarilla, los dominicanos se dejan llevar por su intuición, y muchos no salen a la calle sin esta pieza. Unos han logrado comprar las autorizadas y efectivas, que son las que se venden en las farmacias, mientras que otros, sin control alguno, se “protegen” con una has­ta hecha en casa con mate­riales nada recomendables para la salud.

Ante el afán por cuidar­se del temido Covid-19, el espíritu de patriotismo también sale a flote, y es posible ver a algunos lle­vando su mascarilla con el estilo de la Bandera Nacio­nal. Otros más osados la llevan de plástico, y no fal­tan quienes las confeccio­nan de papel. Ahora bien: ¿Qué tan efectivas son las mascarillas artesanales?.

Expertos de la medici­na tienen la respuesta. “De verdad que es muy riesgoso usar una mascarilla de un material que no esté avala­do por las autoridades sa­nitarias. No podemos dejar que la solidaridad le gana a la calidad. Te explico. El do­minicano de por sí, tiene un gran espíritu de ayuda, pe­ro en estos momentos debe­mos entender que lo que se busca es eso: ayudar. ¿Y có­mo lo hacemos? Pues, ha­ciendo lo correcto, verificar con las autoridades si fun­ciona antes de presentar­lo al mercado”, considera el neumólogo José Joaquín Restrepo.

Para él es vital que se en­tienda que hay que aca­tar las exhortaciones de la OMS. Eso por el lado de la salud y la prevención. “Por la parte de la creatividad, vamos a aplaudir la inicia­tiva, pero sin dejar que nos traicione el deseo de ayu­dar, pues puede que haga­mos más daño que bien po­niendo a disposición de la población un producto que no le da seguridad”, enfatiza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here