Maduro cambia el nombre del conquistador español de la principal autopista de Caracas

En un sorpresivo acto oficial del 12 de octubre, Nicolás Maduro anunció que le cambiará el nombre de la autopista más importante de Caracas, llamada Francisco Fajardo, por el de Gran Cacique Guaicaipuro, para congraciarse con los indígenas venezolanos a los que su propio régimen chavista ha desterrado de su territorio, mutilando su derecho al voto. La autopista Francisco Fajardo es la principal arteria vial de la capital venezolana que recorre la ciudad de este a oeste. Antes de la prolongada cuarentena por el coronavirus la recorría una media de dos millones de vehículos diarios. Hoy sin gasolina y por el confinamiento parece más bien un desierto asfaltado de 28 kilómetros.

Francisco Fajardo, hijo del conquistador español homónimo y de una bella india guaquerí nativa de la isla de Margarita, fue un alto gobernante mestizo que colonizó la zona norcentral de Venezuela y fundó varias poblaciones. En 1955 emprendió la exploración y colonización de Caracas.

«En la Gran Caracas hay una autopista, de cuatro canales, grande, que recorre la ciudad de este a oeste. De Petare hasta Cuaricuao. La bautizaron con el nombre del colonizador genocida, Francisco Fajardo», dijo Maduro aprovechando la celebración del festivo.

La autopista Fajardo es la víctima más reciente de la política de cambiar nombres y la historia oficial que estableció el extinto presidente Hugo Chávez a las avenidas, las fechas patrias, monumentos y lugares geográficos dedicados a los españoles de renombre. Por ejemplo, el famoso cerro Ávila de la cordillera de la costa que rodea el norte de Caracas, Chávez le cambió el nombre por Waraira Repano que significa en el lenguaje indígena «Sierra Grande». Y cambió el nombre de la celebración del «Día de la raza», el 12 de octubre, por el «Día de la resistencia indígena».

Los chavistas también tumbaron y decapitaron la estatua de Colón en Caracas, la misma que el actual Rey Felipe VI conmemoró con motivo de la celebración de los 500 años del descubrimiento de América. Para el régimen chavista el supuesto cambio de nombre de españoles a indígenas es solamente la apariencia de rescatar su valor histórico para congraciarse con los primeros habitantes antes de la llegada de Colón a tierra firme de Suramérica en su tercer viaje a Venezuela.

Agresiones a indígenas
Tanto Chávez como Maduro han despojado a los indígenas de sus territorios protegidos en el Arco Minero, estado Bolívar, sur del país, para la explotación incontrolada y salvaje del oro, diamante, torio y coltán. Los de la etnia Pemones Taurepán se han visto obligados a huir de la violencia de las autoridades militares para refugiarse en el norte de Brasil.

El presidente interino Juan Guaidó, denunció ayer que «nuestros indígenas son desplazados por la dictadura que amenaza sus tierras».

Ayer justo durante la celebración del 12 de octubre, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) bajo las ordenes de Maduro agredió a los indígenas de la etnia Wayúu en Paraguaipoa en la Guajira del estado Zulia, al noroeste del país, por protestar la falta de gasolina, agua, electricidad, alimentos y medicinas. Y para terminar de desfavorecer y excluir a los indígenas del mapa electoral Maduro les eliminó su derecho al voto directo en las urnas.