Los Samsung Galaxy Note 20+ presumirán de pantallas gigantes de 6,87″

Óxido Policristalino de Baja Temperatura. Probablemente estas palabras reunidas en el acrónimo LTPO no os digan mucho, pero se trata de una tecnología que ya ha sido utilizada por Apple en sus Apple Watch Series 4 y Series 5, y que pronto llegará a smartphones como los Galaxy Note 20, cuyas imágenes conceptuales (no oficiales) ya perfilan con ese diseño de la imagen.

Es lo que ha indicado un consultor especializado en este área que ha revelado que el futuro Samsung Galaxy Note 20+ contará con una pantalla LTPO que destacará especialmente por ser poder aprovechar altas tasas de refresco (en ese caso, 120 Hz) sin que el consumo energético se dispare. Eso plantea una solución a esa desventaja de estas pantallas a 90 Hz y 120 Hz que «se comen» la batería más rápido que al usarlas a 60 Hz.

Pantallas a 120 Hz sin (tantos) compromisos

Ross Young, CEO de Display Supply Consultants (DSCC), revelaba estos días cómo la propia Samsung les había «confirmado» que el Galaxy Note 20+ soportará 120 Hz en su pantalla, pero el modelo base de este terminal, el Galaxy Note 20, mantendrá una pantalla LPTS (Low-Temperature Polycrystalline Silicon) a 60 Hz.

Es algo que estamos viendo en los terminales que están integrando ese tipo de pantallas con altas frecuencias de refresco: o bajan la resolución al hacerlo, o tienen modos de funcionamiento que detectan cuándo activar o no esa tasa de refresco. El objetivo es el de tratar de reducir el consumo energético en todo momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here