López Obrador da negativo por Covid-19 antes de viajar a EE.UU. para reunirse con Trump

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no tiene Covid-19. El mandatario se ha realizado la prueba del nuevo coronavirus antes de salir el martes por la tarde de viaje hacia EE.UU., en vuelo comercial, para reunirse con el presidente Donald Trump el miércoles y el jueves.

«Me hice la prueba porque voy a viajar. Afortunadamente no tengo este virus, llevo mi certificado», dijo AMLO el martes durante «La Mañanera», la rueda de prensa que celebra cada día sobre las 7:30 de la mañana hora local, la tarde de España. López Obrador nunca utiliza mascarilla en sus actos y, desde inicios de junio, reinició su programa de giras por todo el país mesoamericano. En estos eventos se suele dejar abrazar y besar por sus seguidores.

«No tengo ningún síntoma y por eso no me había hecho la prueba», dijo López Obrador, de 66 años. Por ahora, dos ministros mexicanos han dado positiv

o por Covid-19. Se trata de Arturo Herrera, el ministro de Hacienda, y de Irma Eréndira Sandoval, ministra de la Función Pública. México, a diferencia de otros países, no ha lanzado un programa de test masivos para detectar a posibles portadores de la enfermedad de manera temprana.

La visita a Trump será el primer viaje que AMLO realiza al extranjero desde que tomó la presidencia en diciembre de 2018. El objetivo de la reunión es celebrar la puesta en marcha del T-MEC, el nuevo tratado de comercio de América del Norte que sustituye al NAFTA. Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá, no acudirá al encuentro. Está previsto que López Obrador vuelva a México el jueves por la tarde.

Las relaciones entre AMLO y Trump son excelentes. «Es mi amigo y un hombre maravilloso», dijo Trump esta semana sobre su homólogo mexicano en respuesta al Caucus Hispano del Congreso, un grupo conformado por miembros del Partido Demócrata de ascendencia latinoamericana.

Los cimientos de esta buena relación se basan en que, por ahora, el mexicano ha seguido a pie juntillas las exigencias que el estadounidense le ha hecho en materia migratoria. El año pasado, Trump amenazó con imponer aranceles a todos los productos importados desde México si el Gobierno de AMLO no fortalecía la lucha contra la migración irregular.

Con el objetivo de evitar esos impuestos, el gobierno mexicano se comprometió a enviar miles de soldados a sus fronteras para frenar el avance de los centroamericanos. Desde entonces, el flujo migratorio ha descendido de manera progresiva.