Londres impondrá restricciones más fuertes a partir del sábado para frenar la propagación del Covid-19

La capital británica es una más de las grandes ciudades europeas en las que se impondrán medidas más duras
para frenar la propagación del brote de Covid-19. A partir del sábado, los londinenses no podrán reunirse en interiores con personas que no vivan en su misma casa, y deberán reducir el uso del transporte público. Londres pasará así al nivel 2, o riesgo alto, del nuevo sistema puesto en marcha por el gobierno de Boris Johnson que evalúa el riesgo de Covid-19 en diferentes áreas geográficas.

Los tres niveles del nuevo sistema tipo semáforo, aunque sin luz verde, son: Medio, que cubre la mayor parte del país y conlleva en la práctica el seguimiento de las normas actualmente en vigencia (el toque de queda para la hostelería a las 10 de la noche y la «regla de los seis», que impide que se reúnan más de seis personas); Alto, que prohíbe que las familias que residen en diferentes viviendas se reúnan en interiores, aunque pueden hacerlo al aire libre; y Muy alto, que impide los encuentros entre «burbujas» de diferentes hogares y obliga además al cierre de bares y pubs. En este nivel está la ciudad de Liverpool y se prevé que en breve también lo esté Manchester, pese a la oposición de su alcalde, Andy Burnham, quien ha dicho que consideraría la medida «un desafío legal» que acataría «por imposición, no por consentimiento».

Cifras disparadas de contagios
El alcalde de Londres, Sadiq Khan, aseguró este jueves en el Ayuntamiento capitalino que «simplemente no había otra opción» para el cambio de nivel de riesgo de Londres y añadió: «Nadie quiere más restricciones, pero son necesarias para proteger a los londinenses». «Tenemos un invierno difícil por delante», advirtió el laborista, que apoya la idea del líder de opositor, Keir Starmer, de que se imponga un confinamiento corto de una o dos a final de este mes para mitigar los contagios.

El miércoles, Reino Unido anunció 19.724 nuevos casos y 137 muertes en todo el país por causa del virus.