La reapertura de Puy du Fou el 15 de agosto provoca mucha inquietud

Emmanuel Macron se dice «sorprendido» porque el parque temático «Puy du Fou», en la pequeña localidad de Les Epesses (departamento de la Vendée, en la región Países del Loira), haya podido obtener del prefecto local la autorización para recibir a más de 9.000 personas, el 15 de agosto, cuando el Estado no autoriza manifestaciones públicas de más de 5.000.

Un portavoz oficial del Elíseo ha declarado: «Ha sorprendido una autorización en la que la presidencia no ha intervenido de ninguna manera. Será necesario hacer una investigación, para confirmar cómo ha podido tomarse tal decisión».

El parque temático «Puy du Fou» es un atractivo turístico regional concebido por Philippe de Villiers, un político entre la derecha de la derecha y la extrema derecha, gran teórico de todo tipo de «conspiraciones», nacionales e internacionales.

A finales de mayo, Philippe de Villiers hizo saber que había «obtenido» del presidente Macron la autorización reabrir «Puy du Fou» a lo largo del verano. La reapertura temporal del parque, el 15 de agosto, causó una cierta sorpresa y consternación, cuando las autoridades sanitarias temen una agravación de la pandemia, anunciándose nuevas «medidas coercitivas» para la próxima semana.

Ante esa «sorpresa», nacional, inquietante, Emmanuel Macron ha deseado insistir, personalmente, en que ni él ni su Gobierno dieron al parque temático ninguna «derogación», para permitir una reapertura, el 15 de agosto.

El parque temático del Puy du Fou puede recibir, «en tiempos normales», a unas 13.000 personas, con motivo del espectáculo especial del 15 de agosto. Sabine Tommy-Martin, responsable de la comunicación, ha declarado que el parque temático tenía una «válida para el 15 de agosto». Macron ha ordenado una investigación, para esclarecer un caso que corre el riesgo de suscitar mucha y agria polémica.