La nefasta muerte enamorada de famosos actores, cantantes y músicos

Desde que el coronavirus Covid-19 co­menzó a ha­cer sus es­tragos en el mundo, cientos de miles de personas han fallecido. Las grandes y pe­queñas naciones se estre­mecen cada día con las es­tadísticas, pero cuando los famosos del entretenimien­to y del arte forman parte de ellas el asombro y el pe­sar se siente con más fuer­zas. Otras muertes recientes como las del rockero Litt­le Richard, que no han sido por el Covid-19, se han su­mado a esta estela de triste­za en un área que siempre se distingue por la alegría.

Músicos, artistas, acto­res, actrices, personalidades de la moda y la comunica­ción, figuras icónicas del ar­te, han visto un adiós defini­tivo, al padecer el Covid-19 y sus complicaciones; en es­ta ocasión con el pesar de no contar con el ritual de despedida que merecen, aunque serán eternos in­mortales por sus obras, sus músicas y sus actuaciones.

El coronavirus ha pro­vocado un fenómeno de muertes en el entreteni­miento como nunca antes. Los primeros decesos de personalidades del arte se registraron el pasado mes de marzo cuando el mundo se paralizaba y el confina­miento comenzaba a adue­ñarse de los hogares.

Quizás por razones de edad el mundo del jazz ha experimentado irrepara­bles pérdidas de sus virtuo­sos ejecutantes. Las com­plicaciones generadas por la covid -19 se llevaron en tiempo récord a Ellis Marsa­lis, Bucky Pizzarelli, Walla­ce Roney, Mike Longo y Ma­nu Dibango. El jazz perdió a varias de sus glorias.

Desde Italia

Las primeras noticias lle­gaban desde Italia, uno de los primeros países de Eu­ropa, en donde el virus co­menzó hacer estragos en la población más envejecien­tes.

El 16 de marzo se regis­tró la muerte del cantau­tor y compositor italiano, del género, folk rock, Ser­gio Bassi, de 69 años. Tres días después (19 de marzo) en París, Francia, el cantan­te y compositor Aurlus Ma­bele era la siguiente víctima del coronavirus. El congole­ño de 66 años se le conocía como el Rey del Soukous y llegó a ser muy popular en África en la década de los 70 y 80.

La primera víctima del ja­zz fue el pianista, composi­tor y autor estadouniden­se Mike Longo, de 83 años. Inicio su carrera a los 15 años en el sur de La Florida. Tuvo una prolífera produc­ción de música.

El lunes 23 de marzo el mundo se estremecía con la muerte de la actriz ita­liana, Lucía Bosé, madre del afamado cantautor Mi­guel Bosé, quien falleció en Segovia, a los 89 años por complicaciones de neu­monía, principal causa de muerte del Covid-19.

También 23 de marzo el coronavirus se llevaba a su primera figura del arte en Ecuador, Wilson Villa (57 años), compositor y cantan­te ecuatoriano.

Se calle el saxofón

La música se apagaba con la muerte de Magnu Di­bango de 86 años. El saxo­fonista camerunés fue el au­tor de “Soul makossa”, uno de los primeros éxitos mun­diales de la música africana.

El dramaturgo, libretista y guionista estadouniden­se Terrence McNally (80 años), también perdía la vi­da, ese día, por el Covid.

Ellis Marsalis

Con la llegada de abril la pandemia continuaba su curso, cobrándose la vida de los más vulnerables. El mes inició con la pérdida de   Ellis Marsalis Jr. pianista de jazz y docente estadouni­dense. Patriarca del jazz de Nueva Orleans

Además de músico y pro­fesor, Ellis Marsalis era co­nocido para el aficionado musical –y no solo el jazzís­tico- sobre todo por ser el padre de cuatro hijos, de un total de seis, que se han la­brado en la carrera musical.

Ese día el jazz también perdía al guitarrista el ilus­tre guitarrista de jazz Bucky Pizzarelli a los 94 años, con ocho décadas de una pro­minente carrera artística. El músico de power pop Adam Schlesinger quien participó en importantes proyectos tanto de música como cine, teatro y televisión, también falleció ese día.

Andrew Jack

Marzo se despidió con la muerte del legendario actor estadounidense An­drew Jack, que participó en varias películas de la saga “Star Wars”, murió a los 76 en un hospital de Londres por complicaciones de sa­lud después de contraer el coronavirus.

Además de interpretar al líder de la “Resistencia”, Caulan Ematt, en la saga galáctica, Jack era uno de los entrenadores vocales más importantes de la in­dustria del cine, donde en­señó y preparó los acentos de los personajes en pro­ducciones como “Lord of the Rings”; “James Bond” con Pierce Brosnan; y va­rias cintas de la franquicia de Marvel.

Luis Eduardo Aute

El cantautor, pintor, es­cultor, poeta y cineasta Luis Eduardo Aute falleció a los 76 años en el hospital ma­drileño. El autor de “La Be­lleza” estaba retirado de los escenarios desde que su­frió un grave infarto el 8 de agosto de 2016 que le man­tuvo 48 días en coma. La causa de su muerte por co­ronavirus fue confirmada días después.

Los siguientes días falle­cieron el actor y artista pop estadounidense Olan Mont­gomery; a actriz Lee Fierro y el director y actor francés Jean-Laurent Cochet. A la lista se sumó el actor Aller Garfield quien ha apareci­do en más de 100 películas y programas de televisión. Es conocido por interpretar a villanos nerviosos, empre­sarios corruptos y políticos.

Abril continuó su rosario de noticias funestas. Así se supo de los fallecimientos de John Prine, cantautor de country y folk estadouni­dense; Wynn Handman, productor teatral y maes­tro de actuación estadouni­dense, Maurice Barrier, ac­tor y cantante francés, yTim Brooke-Taylor, comediante y actor británico.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here