José Mujica: «El órgano más sensible del humano no es el corazón, es el bolsillo»

José Mujica sabe lo que es vivir encerrado. El ex presidente uruguayo (2010-2015) fue un guerrillero del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) desde la década de los sesenta y estuvo recluido 15 años en condiciones inhumanas.

El Covid-19 que azota al mundo y ha causado miles de muertes ha llevado al hoy senador de 84 años a un nuevo confinamiento, aunque esta vez en condiciones bien distintas.

Lejos de tomarlo como un problema, Mujica cuenta a EFE en una entrevista por videollamada que aprovecha el tiempo para caminar por su finca, para pensar y recomienda a todos aquellos que sufren el aislamiento que se reencuentren consigo, conozcan a aquel ser que llevan dentro y valoren la vida.

Pregunta (P): ¿Cómo afecta el COVID-19 a su vida?

Respuesta (R): Es sencillo. Primero, yo vivo en una chacra, tengo mucho espacio, como 20 hectáreas para dar vueltas y por lo tanto más de una vez me he definido: soy una especie de campesino frustrado. Me gusta la tierra no por lo que me dé, sino por lo que me sugiere y entonces estoy muy entretenido. Pero, por otro lado, soy un viejo que estuvo muchos años preso y en condiciones terriblemente difíciles en materia de soledad. Estuve siete años sin un libro y solo. Así que alguna cosa aprendí.

Hay algo que se llama introspección, que se puede resumir en aprender a hablar con el que se lleva adentro. Ese personaje que no conocemos mucho porque qué difícil es aquello de ‘conócete a ti mismo’. Es muy útil hacer balances en la vida vistos desde una perspectiva lejana cuando el tiempo ha pasado y nos vamos a sorprender que aprendemos y conocemos cosas que no habíamos visto de nuestro propio andar. Esto ha roto todos los esquemas y es otra historia en la que entramos. Si hay una cosa globalizada es esta, no ha respetado fronteras ni pobres ni ricos. Me parece que vamos a tener un tiempo en el que vamos a tener que aprender a convivir con este enemigo que anda suelto, no lo vemos y está entre nosotros y no va a desaparecer por arte de magia, porque además tiene capacidad de mutar. Hasta que la ciencia no sea capaz de darnos un ramillete de respuestas que no están a la vuelta de la esquina. Por lo tanto no sabemos el costo que va a tener esto todavía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here