John Bolton revela en su libro las dudas de Trump sobre forzar la caída de Maduro

A principios de 2019 Donald Trump consideró retirar el reconocimiento a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela porque le parecía débil, «un chaval», comparado con Nicolás Maduro, que tenía imagen de «duro», según revela John Bolton, que era consejero de Seguridad Nacional la Casa Blanca en aquella época, cargo que dejó en septiembre. Esa y otras revelaciones han sido filtradas este miércoles por Bolton y su editorial, Simon & Schuster, a medios norteamericanos ante el intento de la Presidencia de censurar y secuestrar el libro, que ya se halla impreso y distribuido para su salida a la venta el 23 de junio.

Bolton fue un firme defensor de la necesidad de forzar un cambio en Venezuela, y en 2019 llegó a plantarse en el Pentágono para discutir lo que en su día definió «opciones militares» para echar a Maduro. Ahora, el veterano político conservador revela en su libro, titulado «La sala en la que sucedió», que Trump no las tenía todas consigo con respecto a Venezuela. Al parecer al presidente estadounidense le influyeron las maniobras del ruso Vladímir Putin, aliado del chavismo, quien le dijo que Guaidó era una especie de «Hillary Clinton venezolana», en referencia a su rival en las elecciones presidenciales de 2016, según «The Washington Post».

Le pidió ayuda a Xin para la reelección
En el libro, según las filtraciones iniciales, hay ejemplos abundantes de intercambio de favores con líderes autoritarios de todo el mundo. Según Bolton, en una cena en 2019, Trump le pidió al chino Xi Jinping que le ayudara a ganar la reelección comprando muchos productos agrícolas a agricultores estadounidenses. Al turco Recep Tayyip Erdogan le ofreció encargarse de una investigación judicial contra una empresa de su país, algo para lo que Trump se propuso forzar el relevo de varios jueces de Nueva York.

Bolton, un veterano político conservador que se hizo famoso durante la presidencia de George Bush hijo, fue un breve consejero de Seguridad Nacional de Trump, entre abril de 2018 y septiembre de 2019. Se fue tras enfrentarse al presidente por los planes de este de paz con Corea del Norte, sus invitaciones a negociar a la guerrilla talibán y su tibieza en otros fueros como Irán y Venezuela. No se sabe exactamente si Bolton se fue o Trump lo echó, porque ambos han defendido versiones totalmente opuestas. Desde su salida de la Casa Blanca, Bolton ha dado muy pocas conferencias y nunca ha criticado en público al presidente.

El año pasado mandó un manuscrito de su libro y la Casa Blanca vetó una abundante cantidad de detalles. Según la editorial, Bolton lleva meses haciendo correcciones al dictado de la Presidencia, pero ya ha llegado la hora de salir a la venta. De momento, el político se ha embolsado dos millones de dólares (1,8 millones de euros) como adelanto. La editorial quiere comenzar a recuperar su inversión. Impreso y distribuido el libro, el departamento de Justicia acaba de presentar una demanda por revelación de secretos.

El propio Trump estalló el lunes en una breve conversación con la prensa en la Casa Blanca. «Va a tener problemas serios con la justicia si lo publica», dijo el presidente. «Considero que cada conversación que tengo como presidente es clasificada. Eso quiere decir que si publica un libro y este sale a la venta, va a tener problemas con la justicia. Eso espero».

En su libro, Bolton también afirma que las acusaciones de los demócratas durante el juicio político del «impeachment» son ciertas, y que Trump trató de condicionar ayudas a Ucrania a cambio de que el gobierno de ese país le ayudara a desprestigiar al demócrata Joe Biden y su familia, que tuvo negocios allí. El presidente fue juzgado en el Capitolio, y el Senado le absolvió de los cargos de abuso de poder y obstrucción de las investigaciones.