Grupos de neonazis británicos piden a sus seguidores contagiar el Covid-19 a judíos y musulmanes

Los neonazis en Reino Unido han hecho un llamado a sus seguidores para que contagien deliberadamente a judíos y musulmanes con el virus del Covid-19. Así lo revela un informe de la Comisión contra el extremismo, que asegura que tienen información de que «hay activistas británicos de extrema derecha y grupos neonazis que promueven narrativas anti-minorías, alentando a los usuarios a infectar deliberadamente a grupos de personas, incluidas las comunidades judías y musulmanas».

Además, algunos promueven la idea de que el virus es falso y forma parte de un «complot judío», mientras que otros acusan a los musulmanes de propagar el brote «al mantener las mezquitas abiertas», lo cual ha sido calificado como «falso» por la comisión que realizó el estudio. El informe reveló que, por su parte, los islamistas están propagando narrativas antidemocráticas y antioccidentales, «alegando que el Covid-19 es el castigo divino de Alá en occidente por su supuesta degeneración», así como «un castigo a China por su trato a los musulmanes uigures».

El informe también reveló que las ideas que vinculan el coronavirus a la red móvil 5G han provocado la destrucción de al menos 50 torres de telefonía.

«Grupos de extrema derecha y extrema izquierda, y grupos islamistas han explotado el confinamiento para promover teorías de la conspiración peligrosas y desinformación», declaró Sara Khan, comisionada de la agencia gubernamental, que pidió al gobierno de Boris Johnson que desarrolle «planes claros» para contrarrestar los llamamientos de los extremistas violentos y «garantizar que las leyes existentes contra la incitación al odio» sean aplicables a las campañas en internet. «Necesitamos estar a la vanguardia para contrarrestar la actividad de los extremistas que buscan dividir y socavar todo lo que representa nuestro país», afirmó Khan.

El diario The Independent informó que hay numerosas publicaciones en las redes sociales de la extrema derecha que celebran los datos que indican que entre las personas fallecidas por coronavirus en Reino Unido hay una alta proporción de minorías étnicas. «Los impactos a corto y largo plazo de la pandemia de Covid-19 podrían crear condiciones propicias para el extremismo. Los extremistas buscarán capitalizar esto para causar más inestabilidad a largo plazo, miedo y división en Reino Unido», considera el informe, que concluye que «el impacto socioeconómico de la pandemia de Covid-19 presentará riesgos de extremismo significativos».