El nuevo primer ministro Jean Castex, un conservador y buen conocedor de la Francia profunda

El nuevo jefe de Gobierno de Emmanuel Macron
, Jean Castex, ha ejercido como «Monsieur desconfinamiento» durante dos meses y medio, es un alto funcionario conservador, muy Francia profunda, que también fue un hombre de confianza de Nicolas Sarkozy en el Elíseo. Castex (55 años) reúne calificaciones excepcionales en todos los terrenos capitales: alto funcionario, conoce a la perfección el funcionamiento burocrático de Francia; ha trabajado mano a mano con el presidente y el Gobierno saliente desde finales de abril; alcalde de Prades (Pirineos Orientales), cerca de la frontera española, conoce como la palma de su mano la sensibilidad del francés medio; secretario general adjunto de la presidencia de la República, entre 2011 y 2012, fue un hombre de confianza de Nicolas Sarkozy y es un político «sin historias» que pasa bien a la derecha tradicional y al centro…

Nicolas Sarkozy celebró el nombramiento de su antiguo hombre de confianza con esta frase: «Es mi amigo y siento por él mucho cariño». Otra gran ventaja, capital: no puede tener aspiraciones, no es un personaje popular, no eclipsará al presidente, de entrada…

Conocedor emérito del funcionamiento interno de la presidencia de la República, Castex discutirá con el presidente la formación del nuevo gobierno, que pudiera nombrarse este mismo fin de semana.

La personalidad francamente moderada de Castex parece excluir todo tipo de «experimentos». El nombramiento de Castex envía varios mensajes políticos de fondo: «Recentraje» conservador moderado y técnico, a un tiempo; apertura a las sensibilidades rurales muy importantes para abordar reformas que pudieran afectar a la gestión de los recursos públicos con algunas guindas de carácter «ecológico responsable».