El ministro de Defensa chavista asegura que el Ejército impedirá a la oposición llegar al poder

La oposición de Venezuela acusó este lunes al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, de «cobarde», «indigno» y «violador de la Constitución», después de que asegurara un día antes que mientras exista la Fuerza Armada Bolivariana los antichavistas «no serán poder político jamás en la vida».

«No serán poder político en Venezuela jamás en la vida (…) mientras exista una Fuerza Armada como la que hoy tenemos, antiimperialista, revolucionaria, bolivariana, nunca podrán ejercer el poder político en Venezuela (…) yo creo que es bueno que lo entiendan esta facción de maleantes, politiqueros», expresó el ministro.

Las palabras de Padrino fueron pronunciadas durante los actos de celebración del Día de la Independencia de Venezuela el domingo, cuando, además, tachó a los miembros de la oposición de «maleantes» apoyados por Estados Unidos.

Violar la Constitución
Numerosos opositores respondieron este lunes en masa, amparándose en el artículo 328 de la Constitución venezolana, que contempla que la Fuerza Armada Nacional es una institución «profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación».

Además -prosigue ese artículo- debe «asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y con la ley».

Asimismo, recuerda la Carta Magna que la Fuerza Armada, «en el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna».

Haciendo caso omiso al texto constitucional, Padrino manifestó que la Fuerza Armada es una institución «chavista» así como «garante de la paz», y desestimó los llamamientos a una segunda independencia hechos por el dirigente opositor Juan Guaidó, ya que consideró que la misma se produjo en 1999, cuando entró en vigencia la actual Constitución.