Borrell visita la frontera de Grecia con Turquía con el ministro de Exteriores griego

El Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Común, y actual vicepresidente de la CE, Josep Borrell, ha visitado esta mañana, acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores griego, Nikos Dendias, el puesto fronterizo de Kastaniés, tras un viaje en helicóptero sobre la frontera entre Grecia y Turquía.

Borrell fue informado también en detalle por los representantes de la Policía y del Ejército helenos sobre la situación actual y escuchó las denuncias griegas sobre las provocaciones del país vecino, que utiliza la excusa de la crisis humanitaria y de los refugiados para «enviar a gente inocente» a la frontera, intentando hacerlos entrar en territorio heleno. Desde Ankara, se han escuchado amenazas de un nuevo movimiento de migrantes para entrar en Europa a través de Grecia.

Política neotomana
El ministro Dendias dejó claro que la postura griega es siempre defender las fronteras griegas, que también son las europeas, y seguir cumpliendo el derecho internacional a todos los niveles. Acusó al gobierno de Ankara de provocaciones y de seguir una política neotomana, amenazando con sus declaraciones y provocaciones la soberanía griega. Afirmó que «hoy, después de un breve descanso debido a la pandemia, Turquía ha reiterado que sus fronteras terrestres con Europa están abiertas, su Guardia Costera acompaña embarcaciones llenas de migrantes en dirección a las islas griegas». E inistió en que el país vecino insiste en socavar la seguridad, estabilidad y paz en el Mediterráneo oriental.

Josep Borrell, por su parte, expresó no sólo su solidaridad personal, sino también la de la UE con Grecia y agradeció su defensa de las fronteras europeas, así como la detallada información recibida.

Esta tarde, Borrell se entrevistará con el primer ministro, Kiriakos Mitsotakis, y con el ministro de Defensa, Nikos Panagiotópulos, horas antes de seguir su viaje a Chipre. Entre los temas que tratarán, se encuentra la postura griega y europea ante la política turca no solo en los temas de vigilancia de fronteras y de entradas de migrantes ilegales (la mayoría de los cuales no cumplen las condiciones para ser considerados refugiados en Europa). Tratarán también el tema de las aguas territoriales, de la plataforma continental y de la explotación de zonas económicas exclusivas, algo que también está relacionado con Chipre, con Israel y con el tratado firmado por Turquía y Libia.