Al menos cuatro muertos y 108 heridos por varias explosiones en una fábrica de fuegos artificiales

Al menos cuatro personas han muerto y otras 108 han resultado heridas este viernes a causa de una serie de explosiones registradas en una fábrica de fuegos artificiales situada en la provincia turca de Sakarya (noreste), según ha confirmado el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan.

«Se han tomado todo tipo de medidas», ha dicho el mandatario, quien ha expresado sus condolencias a los familiares de los fallecidos y ha deseado una pronta recuperación a los heridos, tal y como ha recogido la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

El ministro de Sanidad turco, Fahretin Koca, ha manifestado que al lugar de los hechos se han trasladado 85 ambulancias, dos helicópteros medicalizados y once equipos de rescate para atender a las víctimas, que han sido ingresadas a varios centros médicos de la zona.

Tal y como ha explicado Koca, 48 personas han recibido el alta, si bien otras 60 siguen hospitalizadas. Además, los equipos de búsqueda y rescate están tratando de hallar a otros tres desaparecidos.

La fábrica, a la que se han desplazado los ministros de Interior, Sanidad y Familia y Trabajo, se encuentra situada en la localidad de Hendek y en ella trabajan 186 personas. Por el momento se desconocen las causas del suceso.

La ministra de Servicios Sociales, Zehra Zumrut Selçuk, ha aseverado, no obstante, que las cifras pueden variar dado que existe la posibilidad de que hubiera visitantes en la fábrica cuando se produjo el incidente.

El gobernador de Sakarya, Cetin Oktay Kaldirim, ha apuntado que en las instalaciones hay 110 toneladas de explosivos, antes de agregar que las explosiones se han podido escuchar a 30 kilómetros de distancia, según informaciones de la agencia de noticias DPA.